HISTORIA

La Tierra, año 2085.

Los recursos se han agotado y los gobiernos ya han intentado implantar bases recolectoras de energía por distintos planetas y lunas menores de toda la galaxia, convirtiéndose en una tarea imposible. Holfraine es el mineral más solicitado para restablecer las reservas energéticas terretres, no es solo un objetivo para nuestro planeta sino también para los Grimms, una raza insectoide muy evolucionada que necesita de sus propiedades para subsistir.

 

Por ello nacen los Black Eyes Troopers, un grupo de contrabandistas que se encargan de conseguir este mineral sea de la forma que sea, para luego suministrarlo a las grandes corporaciones terrestres a un precio muy jugoso.

 

Es el momento de formar parte de ellos...

SULMAN, ROCA Y ARENA

El desértico y rocoso planeta Sulman situado fuera de los límites de control del Consorcio ha resultado ser un gran depósito natural de los valiosos cristales de Holfraine, pero también esta infestado de criaturas insectoides.

 

La extracción de este material está a cargo del grupo de mercenarios, Black Eyes Troopers que aceptan encargos de quien pueda pagar sus tarifas.

Para llevar a cabo esta extracción, los BET cuentan con su propia maquinaria y sistema de defensa, con los cuales, mantienen a raya a los molestos Grimms o cualquiera que intente interponerse entre ellos y su misión.

La base está construida de forma semicircular aprovechando el terreno, cuenta con dos líneas defensivas, la más lejana formada por barreras de control y la interna por una solida construcción modular. Todo esto acompañado por torretas automáticas y barricadas para dificultar el acceso de los enemigos.

 

En lo más profundo de la base se encuentra el núcleo del extractor, la parte más sensible y que deben proteger a toda costa para que la extracción de los cristales de Holfraine sea efectiva. A este núcleo se accede a través de los diferentes portales que tiene la base. Traspasar estos portales de manera no controlada afecta a la estabilidad y a la integridad del extractor llegando a producir su destrucción.

El núcleo, al recolectar, genera unas vibraciones que resuenan en las colmenas Grimm y hace que éstas criaturas se vuelvan sumamente agresivas y destrocen todo a su paso.

 

Como parte de los Black Eyes Troopers tienes que evitar que estos incómodos Grimms desestabilicen y arruinen tu misión, eliminando sus oleadas mientras se lleva a cabo la extracción.